Si eres un curioso observador de la naturaleza (y has de serlo si estás leyendo estas líneas), seguramente no habrá escapado a tu vista el precioso espectáculo que ha tenido lugar al atardecer durante estos días.

Los planetas Venus y Marte en el ocaso, con la Luna cresciente jugando con ellos.

Marte sobre la Luna, y Venus por debajo; tal como se observaban el 2 de Enero del 2017, viendo hacia el Oeste.

Marte sobre la Luna, y Venus por debajo; tal como se observaban el 2 de Enero del 2017, viendo hacia el Oeste.

Cuando la Luna se encuentra en esta fase, es posible observar un hermoso fenómeno, conocido como “la luz cenicienta”, o “la vieja luna en brazos de la nueva”. La parte aún sumida en la noche lunar es visible con un distintivo tinte azulado, contrastando con la pequeña sección iluminada del día lunar.

Esto es el reflejo de la luz solar por la Tierra, que llega hasta la Luna, y luego esto rebota hacia nosotros. Ele efecto se va perdiendo en la medida que la superficie lunar se va iluminando con cada día que pasa.

lunaluzcenicienta2

Fuente: InfoObservador.com

¿Y qué sobre los planetas ahi visibles? ¿Se encuentran realmente cerca de la Luna? LA respuesta es “Sí, pero No”.

Cuando observamos al cielo, tenemos la impresión de estar viendo desde el interior de una cúpula o bóveda celeste, en donde todos los objetos se encuentran fijos a la misma distancia de nosotros. Esta es una ilusión, ya que nuestros cerebros no logran encontrar puntos de referencia 3-dimensionales que nos permitan juzgar la profundidad a la que se encuentra cada estrella, planeta, cometa y demás. Y sin embargo, es tán fuerte, que por mucho tiempo se pensó que en realidad las cosas se encontraban así, fijas en firmamento.

Traspasar esa bóveda significaría llegar a observar el lugar de trabajo de la maquinaria celeste, el lugar donde los dioses controlaban todo.

Fuente: sintiemponilugar.blogspot.com

Fuente: sintiemponilugar.blogspot.com

Pero, gracias a la ciencia, sabemos ahora como funcionan las cosas; mucho mejor que nuestros antepasados.

En primer lugar, es correcto afirmar que los cuerpos celestes se encuentran cerca en el firmamento, de manera aparente. Es decir, sabiendo conscientemente que cada uno se encuentra a diferentes distancias de la Tierra y entre ellos. Cuando esto ocurre, estamos en presencia de una Conjunción. Algunos lo llaman “alineación” porque forman una aparente línea recta entra los objetos, pero esto es una mala concepción del asunto.

La realidad es mucho más asombrosa y hermosa. El tomar conciencia de que todo en el Universo se encuentra en un espacio 3-dimensional nos permite viajar en nuestra imaginación y tratar de comprender las verdaderas distancias que nos separan.

Si observamos al Sistema Solar Interior desde un plano perpendicular a las órbitas de los planetas, podremos observar claramente la posición de cada uno de ellos, como en el caso de este gráfico generado con Fermilab:

Marte en rojo. Tierra en azul. Venus en blanco. Mercurio en Verde. ¿Qué será lo amarillo al centro? :p

Marte en rojo. Tierra en azul. Venus en blanco. Mercurio en Verde. ¿Qué será lo amarillo al centro? :p

Aunque Fermilab no nos representa a la Luna, es fácil de imaginar en donde estaría localizada en la fecha de la foto.

Pero, aún hay más de lo que el ojo puede apreciar (Ya me siento como Optimus Prime diciendo eso). Aunque la foto del atardecer no lo muestre, ahí también hay dos sopresas ocultas: el planeta Neptuno, y el cometa 45P/Honda–Mrkos–Pajdušáková.

Neptuno:

Es el límite de los planetas del Sistema Solar, después de la democión de Plutón a la categoría de Planeta Enano. En Enero 02, Neptuno se encontraba en el mismo campo de visión de la Luna y Marte, para ser mas preciso, entre ellos. Aunque muy lejos, es posible observarlo con binoculares potentes, y pequeños telescopios. Su color azulado brillante es distinguible con estos equipos, y tambien en fotografía. Su cercanía con la Luna y Marte hizo fácil su localización, pero dificil su obsevación por el mismo brillo de la Luna.

Aquí una foto:

Click en la imagen, para una versión ampliada de la misma.

Click en la imagen, para una versión ampliada de la misma.

Cometa 45P/Honda–Mrkos–Pajdušáková:

Descubierto el 3 de Diciembre de 1948, éste cometa ha estado disponible al atardecer en estos días. Debido a su actual cercanía al Sol y su poco brillo (Mag +7), es dificil de localizar y observar. Pero no imposible.

Mis colegas y amigos del Tisma Star Park (Marlon Zambrana, Manuel López, Osiris Castillos y Pablo Sánchez), quienes también son parte de ANASA; lograron fotografiar al cometa desde la casa de Marlon, en Masaya; el mismo día que fotografié a los planetas y la Luna.

El cometa es ese punto verdoso y brumoso, al centro de la foto siguiente:

Imagen cortesía del Tisma Star Park

Imagen cortesía del Tisma Star Park

Este cómeta recibió demasiada publicidad mediática como el cometa que iluminaría el cielo del fin de año; visible a simple vista.

NOPE.

Como en todo, hay que ser cuidadoso con lo que se lee en Internet. Muchos medios de comunicación leen, copian y pegan la información, sin analizar lo que se dice. En los eventos astrónomicos influyen muchos factores, y lo de “a simple vista”, es uno de ellos. En condiciones ideales (en un lugar con cielo abierto, despejado, sin luz, sin Luna y con los ojos adaptados completamente a la oscuridad) es posible VER objetos con magnitud de brillo +5, y quizás +6 si es que la vista es muy buena.

Cuando uno lee en los diarios o en los medios “a simple vista”, la gente piensa en cometas grandes, vistosos, con colas elegantes. Es lo que llamamos “publicidad engañoza”, o simplemente “desinformación”. Nuestra recomendación siempre será que los medios consulten a personas entendidas en la materia, tales como ANASA, ASAFILE, CAACS, y el Observatorio de la UNAN Managua. Y no solo “copiar y pegar”.

Aprovecho para agradecer a los amigos periodistas que nos han contactado para estos casos.

Volviendo al cometa, es realmente un logro que los amigos del Tisma Star Park lograran captar al cometa. Como podrán ver, la astronomía amateur nos permite escudriñar los cielos y resaltar esos detalles ocultos al ojo; y que llenan de satisfacción y conocimiento. Y más que eso, el disfrutar de la buena compañía de amigos que comparten esta afición.

Y tú, ¿saldrás a observar el cielo también? A como decimos en Nicaragua: “¡Ya estuvieras!

Anuncios

Acerca de Julio Vannini

Astrónomo Aficionado y promotor de Software Libre para Astronomía en Nicaragua. Miembro de ANASA y Contacto Nacional para SEDA/LIADA, Astronomers Without Borders y Sidewalk Astronomers. Director del Capitulo Nicaragua del Charlie Bates Solar Astronomy Project (CBSAP)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s